Hay una nueva relación emocional con las marcas. Para las nuevas generaciones, el lujo consiste en conocer, preguntar y ver cómo se hacen los productos; otras, han implementado ensayos virtuales de uso con modelos reales. Estas son las nuevas tendencias del éxito.

Los centros comerciales se deben preocupar por tener una oferta diferenciada para no aburrir al consumidor.

La industria del entretenimiento enfrenta la disrupción del segmento streaming; sin embargo, los grandes jugadores de salas de cine en México no han atendido ciertos segmentos potenciales en las nuevas ciudades.

El retail muestra gran dinámica y confianza en México. La clave de su expansión la tenemos nosotros los  retailers, que en conjunto debemos tener una visión de largo plazo y cuidar a un cliente mejor informado y con expectativas cada vez más altas.

El retail nacional no solo recibe marcas internacionales, los mexicanos han buscado las oportunidades fuera de las fronteras.