A partir del lunes, estos negocios aceptarán a clientes que hayan sobrevivido al covid en los últimos seis meses, entre otras medidas.

2 No me gusta0

Muchos gobiernos regionales de Rusia implementaron una nueva estrategia para que los ciudadanos se vacunen contra el covid, por lo que restaurantes, cafeterías y bares exigirán una prueba de vacuna.

A partir del lunes, estos negocios solo aceptarán a clientes que hayan sobrevivido al covid en los últimos seis meses o que puedan mostrar un test negativo realizado en las 72 horas anteriores.

Además, se limitará la atención hospitalaria electiva a quienes estén totalmente vacunados o puedan demostrar que tienen anticuerpos para combatir el virus.

El gobernador de la región sureña de Krasnodar, hogar del balneario de Sochi en el Mar Negro, dijo que los hoteles y sanatorios alojarán a los vacacionistas que entreguen una prueba de coronavirus negativa.

O un certificado de vacunación a partir del 1 de julio. A partir del 1 de agosto, solo serán aceptadas las personas vacunadas, reportó AP.

Además, unas 14 regiones determinaron este mes que la vacunación sea obligatoria para empleados de oficinas gubernamentales, comercios minoristas, atención médica, educación, gimnasios y centros de belleza.

Mientras que autoridades de Moscú dijeron que las empresas deberían suspender de sueldo a los trabajadores que no estén dispuestos a inmunizarse.

Incluso amenazaron con suspender temporalmente las operaciones de los negocios que no cumplan con el objetivo de tener al 60% de su plantel con al menos una dosis antes del 15 julio y con las dos antes del 15 de agosto.

Lo anterior porque el plan de vacunar a 30 millones de personas a mediados de junio quedó corto en un tercio, y ahora Rusia lucha frente a un repunte en los contagios.

Esto a pesar de que fue el primer país del mundo en autorizar una vacuna y uno de los primeros en empezar a aplicarla el pasado diciembre.

Los casos de contagio han pasado de unos 9 mil diarios a principios de mes a unos de 17 mil el 18 de junio y a más de 20 mil el jueves y viernes, reportaron diferentes medios internacionales.

Moscú, la región periférica y San Petersburgo registran cerca de la mitad de las nuevas infecciones. Más del 14% de los 146 millones de habitantes, han recibido al menos una dosis hasta el viernes

Y de acuerdo con cifras difundidas esta semana, solo 16.7 millones, o un 11% estaban totalmente inmunizadas. Y solo el 0.5% de los que han recibido ambas dosis contrajeron Covid-19.

Los expertos dicen que estas cifras se deben a varios factores, como la desconfianza de la población ante la rápida aprobación y desarrollo de la vacuna Sputnik V.

A la narrativa oficial de que Rusia había controlado el brote, las críticas de la televisora estatal a otras vacunas calificándolas de peligrosas y una débil campaña promocional que incluyó incentivos como regalos.

En tanto, muchas naciones occidentales levantan las restricciones contra el covid y planean la vuelta a la normalidad tras campañas masivas de vacunación.