La estrategia de la empresa en materia ambiental contempla el compromiso de reducir su intensidad en el consumo de energía en 20% y en un 30% en el consumo de agua para 2030

5 No me gusta1

Fibra Uno, el primer fideicomiso de inversión en bienes raíces, debutó en el mercado local de bonos sostenibles, obteniendo 8,100 millones de pesos, a través de dos emisiones con vencimiento de cuatro y siete años.

En un primer tramo, colocó poco más de 5,160.5 millones de pesos con la venta de los papeles, a una Tasa de Interés Interbancaria de Equilibrio (TIIE) + 0.90%; otra porción fue por alrededor de 2,876.5 millones de pesos y pagará intereses fijos, a una tasa de anual de 8.98 por ciento.

Los papeles obtuvieron la calificación “AAA”, que es la máxima calificación asignada por las agencias calificadoras Fitch Rating México y HR Rating. Y los recursos los usará Funo para pagar anticipadamente deuda que, en su momento, se utilizó para financiar o refinanciar proyectos sustentables, como fue la adquisición y desarrollo de propiedades que cuentan con la distinción LEED Oro, así como para proyectos de eficiencia energética.

“Las calificaciones reflejan la posición sólida de Funo en el mercado como la Fibra más grande de México. Tienen en cuenta la cartera amplia y bien diversificada de propiedades industriales, comerciales y de oficinas de la compañía. También consideran el valor fuerte de franquicia, la base diversificada de inquilinos, las tasas altas de ocupación, y la flexibilidad amplia financiera gracias al buen acceso a los mercados de deuda y acciones”, indicó Fitch.

La cartera de inmuebles del Fibra está compuesta por 634 propiedades, con 10.8 millones de metros cuadrados de área rentable y una tasa de ocupación del 91.8 por ciento. Además, cuenta con cuatro propiedades que actualmente están en diversas etapas de desarrollo o de construcción, que se espera a su término comprendan 402,922 metros cuadrados totales. 

Mientras que su estrategia en materia ambiental contempla el compromiso de reducir su intensidad en el consumo de energía en 20% y en un 30% en el consumo de agua para 2030; tener desperdicio cero en todas sus propiedades para 2030 y reducir su huella de carbono en 20% para 2030.

Los bonos sostenibles son instrumentos de renta fija que se enfocan en usar el financiamiento obtenido de inversionistas para destinarlos en proyectos que demuestren un beneficio social y ambiental, pero también de buen gobierno corporativo.