En línea con lo esperado, la escasez de indicadores económicos relevantes a nivel global ha volcado la atención de los mercados en las expectativas de recuperación económica.

La apreciación del peso se debe a un incremento generalizado del apetito por riesgo en los mercados financieros globales.

La apreciación del peso fue resultado de un debilitamiento generalizado del dólar estadounidense

En la semana, el peso acumula una apreciación de 2.04%, siendo el primer avance semanal desde inicios de junio.

Del crédito de la banca al sector privado, el mejor desempeño se observa en el crédito empresarial, con un incremento de 8.5% anual real.