El peso cerró enero con una depreciación de 2.78% o 55.4 centavos, cotizando alrededor de 20.47 pesos por dólar, con el tipo de cambio tocando un mínimo de 19.5494 y un máximo de 20.5500 pesos, con una volatilidad del 13.48%, siendo la mayor para un mes igual desde 2017.

Las actividades terciarias registraron un crecimiento trimestral de 3.01%, aunque en términos anuales es el grupo de actividad más rezagado.

Los recursos serán destinados al desarrollo y adquisición de propiedades en mercados importantes, como el de Ciudad de México, Bajío y Monterrey.

Agregó 5.3  millones  de  pies  cuadrados  a  través  de  adquisiciones que  mejoraron su posición en Ciudad Juárez, Monterrey, Ciudad de México y Guadalajara.

Nuevamente se observa un fortalecimiento del dólar estadounidense, con el índice ponderado avanzando 0.24% y ubicándose en su mayor nivel desde el 23 de diciembre.