La mayoría de las divisas pierden frente al dólar debido a factores como el aumento en la tasa de nuevos casos de Covid-19 en EU y las pérdidas en el precio del petróleo.

El peso inicia la sesión con una apreciación de 0.80% o 18 centavos, cotizando alrededor de 22.33 pesos por dólar, observándose un incremento del apetito por riesgo en los mercados financieros globales.

Se espera que los datos a publicarse esta semana muestren una recuperación gradual de la economía, particularmente en Estados Unidos.

La caída fue histórica para un sólo mes y se prevé que en mayo suceda algo similar, esto provocaría en el segundo trimestre del año la contracción más pronunciada del sector desde que se tiene registro.

El peso se ubica como la segunda divisa más depreciada frente al dólar; sólo después del real brasileño que pierde 1.91%.