Los consumidores se muestran cautelosos por el rebote de los contagios, la recuperación débil del empleo y la presión sobre la inflación.

2 No me gusta0

Por segundo mes consecutivo la confianza del consumidor mexicano mostró una contracción mensual, que de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) fue de -1.2% en agosto respecto a julio y se ubicó en 42.7 puntos. En términos anuales se observó un repunte de 21.1 por ciento.

Destaca que la caída ubica al indicador de confianza del consumidor por debajo de los niveles pre-pandemia.

Todos los componentes contribuyeron a su caída: situación económica actual y futura del hogar, situación económica actual y futura del país, y posibilidades del hogar de compra de electrodomésticos; destacó la caída de -1.7 puntos en el componente que mide la expectativa para la situación económica del país esperada dentro de doce meses.

Analistas de Invex consideran que “los factores que podrían obstaculizar la recuperación de la confianza del consumidor durante los siguientes meses son un débil repunte del empleo, una tercera ola de casos de COVID-19 que no ceda y una inflación persistentemente elevada. Los riesgos para la actividad económica se mantienen; sin embargo, no se prevé que ésta caiga”.

En Monex opinan que “los resultados del reporte de Confianza de este mes son negativos y muestran que, a pesar de que no ha habido un anuncio de restricciones oficiales a la actividad económica, la mayor cautela de los consumidores por el resurgimiento de los contagios sí tiene un impacto”.