La construcción de obras de ingeniería civil cumplieron dos años en recesión, debido a que en marzo su índice de producción se contrajo -11.0% anual para ligar 24 meses consecutivos con una tasa de crecimiento negativa, de acuerdo con información del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

El subsector Obras de Ingeniería Civil (Obra pública), continúa sin levantar, mostrando una caída de -7.6% en el primer trimestre de 2018 con relación al mismo período de 2017.

Desde que se iniciaron los recortes al gasto público, en 2016, la obra pública se contrajo y no ha logrado repuntar, Analistas previeron que habría un repunte en el primer semestre de 2018 por el tema electoral, pero no se ha sentido dicha tendencia.

Algunos de los grandes proyectos de infraestructura en el país siguen en proceso de construcción, como el Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, el Tres Rápido de México a Toluca y la ampliación del Puerto de Veracruz; sin embargo, diversas obras fueron canceladas y en otros casos los presupuestos se contrajeron.

Cuando menos para el presente año, no se puede anticipar un cambio de tendencia en la obra pública.

Por ello, desde el año 2016 la edificación ha sido el único motor de la industria de la construcción.