Dos de las cuatro delegaciones de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción, en Veracruz, se desmarcaron de la auditoría que se le practicó al director del Centro SCT en la entidad.

1 No me gusta0

La Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC), se deslindó de las acusaciones realizadas por la Confederación Nacional de Industriales y Constructores del Estado de Veracruz en contra de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), y la Secretaria de Infraestructura y Obras Públicas (SIOP), por posibles actos de corrupción.

Además, dos de las cuatro delegaciones de CMIC en Veracruz se desmarcaron de la auditoría que se le practicó al director del Centro SCT en Veracruz, José Adalberto Vega Regalado donde presuntamente se le comprobó la creación de empresas fantasmas e irregularidades en la emisión de contratos de obra y que le podrían haber costado el cese de su cargo.

El comunicado conjunto firmado por Daniel Caballero Pineda (de la delegación Veracruz norte) y por Pablo Jacobo Farfán Sánchez, (de la delegación Veracruz sur) afirma que “Queremos aprovechar la ocasión para deslindarnos de cualquier vinculación con la llamada Confederación de Industriales y Constructores del Estado de Veracruz (sic) por presuntos actos de corrupción”.

Acercamientos para asignaciones

Lo anterior, luego que el subsecretario de la SCT, Cédric Escalante, y la diputada de Morena por Durango, Martha Olivia García Vidaña, intervino para mediar citas entre la Confederación Nacional de Industriales y Constructores del Estado de Veracruz.

Según un diario de circulación nacional el 25 de agosto, “La última maniobra del subsecretario Escalante aumentó las tensiones ya existentes en el sector de la construcción, cuyos representantes han denunciado una ‘hermandad mafiosa’ dentro de la SCT donde se despachan contratos de obra pública a un selecto grupo de empresas”.

Según el documento de la CMIC regional, “los presidentes de las cuatro delegaciones de la CMIC en Veracruz, hicieron del conocimiento al Secretario de Comunicaciones y Transportes los riesgos de centralizar procesos licitatorios, así como el deslindarse de cualquier vínculo con la Confederación Nacional de Industriales y Constructores”.

El diario de circulación nacional afirma que una empresa vinculada con Escalante habría sido beneficiada con más de 436 millones de pesos en diversos contratos desde las administraciones de Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto.

Cédric Escalante habría regresado a la SCT bajo el auspicio del nuevo Gobierno Federal de Andrés Manuel López Obrador, quien además tiene el cargo de subsecretario de Infraestructura en la dependencia.