La institución financiera GBM se encuentra preparando un fondo de inversión para que se pueda acceder a acciones de empresas mexicanas de infraestructura que se encuentren dentro del Mercado Integrado Latinoamericano (MILA).

La Secretaría de Hacienda afirma que proyectos determinantes para el desarrollo del país se encuentran asegurados; tal es el caso del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM), cuya inversión asciende a 9,650 millones de pesos (mdp) para 2016.

De acuerdo con datos de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), durante los seis años que lleva de construcción, el Túnel Emisor Oriente (TEO) ha requerido casi tres veces la inversión estimada inicialmente en su edificación, al pasar de 11,187 millones de pesos, a 37,465 millones.

La industria de la construcción aceleró el paso durante julio al reportar una tasa de crecimiento anual de 4.3%, informó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Diversas empresas han manifestado su interés en participar en el nuevo fideicomiso para proyectos de infraestructura en el sector energético, Fibra E. Al respecto, Antonio Ruiz Galindo, presidente de la Asociación Mexicana de Capital Privado (Amexcap) señaló que las afores podrían invertirse en este instrumento.