Con este esquema, el Fideicomiso ha cambiado el proyecto en dos inmuebles ubicados en la Ciudad de México y en la Zona Metropolitana.

20 No me gusta5

Ante la necesidad de contar con infraestructura hospitalaria en México, Fibra Uno (FUNO) ha encontrado la oportunidad de reconvertir algunos de sus edificios de oficinas en hospitales en la Ciudad de México.

“Teníamos un edificio en La Viga, casi esquina con Río Churubusco, en la Ciudad de México, que estaba primordialmente ocupado por oficinas de gobierno, son dos torres y una de ellas la estamos convirtiendo en hospital”, explicó en un reciente evento virtual Gonzalo Robina, director general adjunto del Fibra.

Dijo que, además, también están reconvirtiendo parte de un proyecto en desarrollo que colinda con Plaza Satélite, dentro de la Zona Metropolitana del Valle de México. En dicho inmueble se contemplaba un pequeño centro comercial, una torre de oficinas y otra de departamentos, no obstante, han modificado el proyecto para hacer un hospital en lugar de un edificio para uso corporativo.

“Hemos ido teniendo que adaptarnos a las nuevas necesidades. Al final de cuentas, a raíz de la pandemia nos dimos cuenta de la necesidad que tenemos de infraestructura en sector salud, entonces estamos convirtiendo algunas de las dos torres de oficina en hospital”, abundó.

Dentro del complejo de usos mixtos Mítikah, ubicado en la Ciudad de México, Fibra Uno tiene actualmente en renta de torres para consultorio, las cuales están rentadas al 100% bajo solo un contrato con el grupo de hospitales San Ángel Inn.

“Nosotros se lo rentamos al hospital y ellos lo subarriendan a los médicos, pero está rentado al 100%. Consideremos que en el negocio de oficinas no hay una receta que se aplique en general, hay que ser creativos para ver qué hacer con ellos”, expresó.

“Nos tuvimos que adaptar al negocio de oficinas y nos movimos un poco hacia hospitales, tratando de transformar parte de nuestros activos. Si me hubieran preguntado hace un año o hace 18 meses (quizá) no lo hubiéramos considerado, hoy nos estamos adaptando al cambio”, abundó.

Sin embargo, Gonzalo Robina expuso que ellos mantienen su plan de seguir manteniendo dentro de su portafolio de inmuebles edificios para uso de oficinas, ello a pesar de los pronósticos del mercado de que este segmento podría reducirse ante las tendencias de home office que ha impuesto la pandemia del coronavirus para reducir el contacto social, y, por ende, los contagios de la cepa.

Actualmente, el fideicomiso de inversión en bienes raíces (Fibra) es dueño de 1.3 millones de metros cuadrados de espacio de oficina, mismos que representan aproximadamente el 18% de su flujo operativo y su propósito es llegar a un 20 por ciento.

La tasa de ocupación cerró en niveles de 78.6% en el cuarto trimestre del año pasado, 200 puntos base por debajo del trimestre previo.

Fibra Uno tiene un portafolio total que representa más de 10.7 millones de m2 de espacio rentable de centros comerciales, oficinas, parques y naves industriales alrededor de la República Mexicana.