Tras concretar un acuerdo con Acciona Energía y Enagás, este combustible se producirá en una planta ubicada en Mallorca, España.

4 No me gusta2

La multinacional española de hoteles Grupo Iberostar, será el primer consumidor de hidrógeno renovable del sector turístico en España, con la intención de reducir entre un 2 y un 5% el consumo de gas natural en sus inmuebles ubicados en Palma de Mallorca.

Esto, tras concretar un acuerdo con Acciona Energía y Enagás, por lo que este combustible limpio se producirá en la primera planta de hidrógeno renovable de España, situada en el municipio de Lloseta, en Mallorca.

La plataforma con tecnología blockchain GreenH2Chain, de Acciona, cuantificará, registrará y monitoreará el consumo de combustible que recibe la empresa, favoreciendo la descarbonización proporcional de los hoteles, que contribuirá al desarrollo de un modelo de turismo sostenible en las Islas Baleares.

El acuerdo prevé la venta de hidrógeno y asignación de Garantías de Origen a Grupo Iberostar de entre 5 y 10 toneladas de las más de 300 toneladas de hidrógeno verde que se producirán en Lloseta, dentro de un proyecto estratégico industrial desarrollado por Acciona Energía, Enagás, IDEA, Cemex y Redexis.

Gloria Fluxà, vicepresidenta de Grupo Iberostar, afirmó que el acuerdo permite la transición energética en el sector hotelero para avanzar en su Agenda 2030, que sería la base para extender paulatinamente el consumo de energías alternativas más eficientes y respetuosas en los establecimientos de la firma a nivel global.

Con este acuerdo, Grupo Iberostar se convierte en uno de los pilares del proyecto de innovación europeo ‘Power to Green H2 Mallorca. Green Hysland’, para promover un ecosistema de hidrógeno verde en Mallorca que sirva de ejemplo a otras islas.

El grupo trabaja con sus propios objetivos 2030, alineados con la Agenda de Naciones Unidas, basados en políticas de economía circular para ser libres de residuos y 100% responsable en su cadena de suministro de productos del mar en el 2025, y neutrales en emisiones de carbono en el 2030.

También prevé mejorar la salud de los ecosistemas que rodean sus hoteles, compensando un mínimo del 75% de las emisiones mediante soluciones de carbono azul en el 2030, de acuerdo con una publicación de Global Energy.