El sistema de diagnóstico de evaluación para el desarrollo urbano, es un tema que se logró incorporar en la discusión de las leyes constitucionales que quedó dentro de la Ley de Alcaldías como en la Ley del Congreso de la Ciudad de México y la Ley de la Administración Pública local.

92 No me gusta24

“A través de este sistema, se prevé transparentar y digitalizar el proceso de desarrollo urbano y contar con toda la información sobre temas de agua, movilidad, espacio público, seguridad, luminarias, servicios urbanos y demás concentrados para alentar al crecimiento de la ciudad más ordenado, y para que los desarrolladores contribuyan a que este desarrollo no vaya en detrimento de la propia ciudad”, destacó en entrevista exclusiva con Real Estate Market & Lifestyle, Dunia Ludlow Deloya, la próxima titular de la Coordinación General de la Autoridad del Centro Histórico.

Destacó que esta legislación también permitirá transparentar las obras de mitigación: “Sería como transparentar y digitalizar todo el proceso desde la manifestación de construcción, que es el primer trámite que otorga una alcaldía, pasando por todos los tramites de estudio impacto urbano".

Aseveró que la revisión la tendrían que seguir brindando los directores responsables de obras, y los estructuralistas para que todos los procesos de construcción de un edificio, haya una vinculación con la autoridad en una sola herramienta que permita también la vigilancia de vecinos y tener la certeza que las construcciones cumplen con la normativa; cuánto dinero arrojan en pro de la zona de la construcción, y a qué proyecto de mitigación se destinará ese dinero.

Cuestionada sobre los temas de verticalidad que estaba trabajando en conjunto con los notarios de la CDMX, destacó: “Con los notarios hemos trabajado la Ley de Propiedad de Condominio de inmueble, que busca mejorar la cultura condominal de todos los que vivimos en algún edificio y fomentar administraciones eficientes y eficaces para que los usuarios paguen sus cuotas de mantenimiento”.

En este sentido, destacó que solo tres de cada 10 edificios están registrados en régimen de propiedad en condominio ante la la Procuraduría Social (Prosoc) del Gobierno de la Ciudad de México, solo 3 cumplen las normativas de mantenimiento: “Eso significa que tenemos más del 70% de los edificios no se les puede dar seguimiento a través de la autoridad correspondiente, porque no están inscritos. Ahí tenemos un problema muy grave, porque la mayor parte de las viviendas que se están haciendo, si no es que la gran mayoría, en régimen de propiedad, o sea en condominio de manera vertical, entonces si es muy importante que subsanemos esa parte”.

Respecto a trabajo conjunto que venía haciendo con los notarios de la CDMX, destacó se está buscando que al realizar un inmueble, se haga con el marco legal de constitución de condominio, para subsanar fallos posteriores a la realización de una construcción: “los desarrolladores tienen que hacerse cargo de los vicios ocultos o de los posibles impactos que posiblemente aparezcan en los colindantes, precisamente por los vicios que de pronto da la propia construcción no se asume responsablidad, con ello, se obliga al desarrollador a pagar una fianza para hacerse cargo de esto, de lo contrario, no será posible constituir el régimen de condominio”.

“Tenemos que ser más creativos no solamente en las normativas, sino en los diferentes acuerdos a los que debe llegar el gobierno de la ciudad con los diferentes sectores sociales, económicos y demás para garantizar la vivienda asequible de la ciudad. Tenemos que buscar el ordenamiento legal que nos permita garantizar la generación del tipo de vivienda promedio en la ciudad de México, porque también ya no tenemos la norma 26 por temas de corrupción. Tenemos qué pensar en el instrumento para garantizar la generación de vivienda para que los trabajadores puedan acceder a ella en la ciudad”, destacó.