Según la Organización Mundial de la Salud (OMS, los problemas de salud asociados con la contaminación del aire exterior están relacionados con 4.2 millones de muertes en todo el mundo. Tan solo en Reino Unido, el Departamento de Asuntos Ambientales estima que la contaminación del aire reduce la esperanza de vida de las personas en seis meses.

50 No me gusta33

Recientemente, la ciudad británica de Southampton fue advertida por la OMS que se encuentra en su límite de contaminación atmosférica.

Ante ello, Go-Ahead Group, uno de los operadores de autobuses y trenes más grandes del Reino Unido, puso en operación el primer autobús de con filtro de aire que permite que la atmósfera a su alrededor sea más limpia en la medida en la que avanza el transporte.

El camión Bluestar está equipado con un filtro que elimina las partículas ultrafinas del aire y las atrapa a medida que el bus avanza. El filtro permite que el autobús arroje aire puro para que el aire detrás de él sea más limpio que el que está enfrente.

El filtro, que se instala en el techo del autobús, se fabrica en una estructura de filtro de tipo barrera de motor que está diseñada para una eficiencia de remoción de partículas del 99.5% sin ningún impacto para el pasajero o del viaje.

Go-Ahead eligió Southampton como ciudad para implementar el prototipo por su problema: "Queremos que esta prueba piloto muestre que los autobuses deben considerarse no solo como la solución a la congestión en las ciudades, sino también como una solución al problema de la calidad del aire", dijo el director ejecutivo de Go-Ahead, David Brown.

Destacó que este autobús tiene la capacidad de limpiar el aire de su ruta 1.7 veces al año a una altura de 10 metros e invitó a implementar esta tecnología para las ciudades más contaminadas en el mundo, destaca una nota de Smartcitiesworld.net

El filtro de aire es fabricado por Pall Aerospace, compañía de filtración aeroespacial y de defensa más grande del mundo. Brown calculó que si todos los autobuses Bluestar estuvieran equipados con esta tecnología, limpiarían el aire en Southampton 16 veces al año a una altura de 10 metros, lo que mejoraría la vida de las personas exponencialmente.