La "infraestructura" es el conjunto de elementos o servicios necesarios para que la sociedad pueda funcionar o bien se desarrolle efectivamente. Por ello, la inversión en obras y servicios garantiza que una entidad sea atractiva a los capitales mundiales, sobre todo permite que sus integrantes puedan acceder a mejores niveles de vida.

México tiene a nivel global muchas ventajas competitivas que son fundamentales para explicar por qué es atractivo para el empresario extranjero invertir en el país.

A finales de 2014, la construcción tuvo el repunte en su índice de producción más importante de los últimos tres años.

Dentro de un marco crítico para el planeta, la energía solar resulta una alternativa altamente rentable.  

Las recuperación del PIB para 2015 es alentadora, aunque el factor de riesgo es un elemento que se debe tomar en cuenta.