El crecimiento de proyectos carreteros que impulsen al comercio, turismo e infraestructura nacional, son las claves que están marcando el rumbo del país.

El lento crecimiento para la industria de la construcción proviene de una etapa recesiva que tiene poco tiempo de haber concluido, por lo que el motor de impulso del sector debe vencer retos y elevar su potencial. 

El impulso del sector privado de la construcción ha rendido frutos, proyectando un buen cierre de año para el 2014 y generando expectativas alentadoras para el crecimiento en 2015. 

El desarrollo urbano y el ordenamiento territorial son herramientas que posibilitan la construcción de un territorio con condiciones de equidad, seguridad, sustentabilidad ambiental y calidad en espacios, servicios e infraestructura.

Cooperativismo y responsabilidad social: ejes rectores de las empresas con una visión de futuro.