En México, el porcentaje más importante del patrimonio de una persona o familia es su casa, por lo que adquirir un inmueble se vuelve un objetivo fundamental en el ciclo de vida de cualquier persona; Sin embargo, las generaciones más jóvenes ya no necesariamente piensan igual.

Durante el primer semestre de 2019, el mercado hipotecario mexicano mostró ciertos claroscuros que generaron inquietudes sobre el ritmo de colocación para el resto del año, y a mediano plazo. A pesar de ello, destaca el crecimiento que observó la banca y la expectativa de que mantenga su ritmo de crecimiento.

Cuando una persona tiene las condiciones económicas necesarias para ser sujeto de crédito y poder acceder a UNO, tiene la oportunidad de iniciar quizá el patrimonio familiar más importante: adquirir una propiedad.

El crédito hipotecario ha sido fundamental para que las familias tengan acceso a un patrimonio, como casa o departamento; a nivel nacional hay una elevada demanda en las entidades que generan más empleo.

Como parte de las nuevas políticas públicas se están instrumentando una serie de medidas que permitirán impulsar el desarrollo del sistema financiero en México.