Lo primero que le puedo recomendar a la gente es que tome un crédito, porque viendo la historia de nuestro país, en los últimos 50 años, este es uno de los momentos con las mejores condiciones para acceder a un financiamiento hipotecario.

Las perspectivas del mercado hipotecario siguen siendo positivas. Sin embargo, los bancos estamos muy enfocados en atender el segmento de asalariados, por lo que es necesario ampliar el horizonte para atender a más población con recursos para acceder a un crédito.

La necesidad de vivienda persiste, por lo que, tanto la demanda como la oferta  se mantienen con cierta estabilidad; no percibimos distorsiones de mercado.

La edad promedio de los clientes que demandan un crédito hipotecario es de entre 30 y 35 años, pero hay segmentos de mercado particulares, como los denominados millennials, a los que debe darse la atención adecuada para ofrecerles soluciones.

¿Qué es mejor, comprar o rentar una casa o departamento?