Durante los dos últimos años la banca ha vivido una agresiva competencia en materia hipotecaria.

Una de las prioridades de la reforma financiera es impulsar la portabilidad bancaria para mejorar la competitividad en el sector.

Tras 15 años de bajas continuas en las tasas de interés de créditos hipotecarios, ronda el fantasma de un repunte.

El mercado hipotecario de la banca no ha estado exento de pruebas de las que ha salido bien librado.

Actualmente, vivimos en una sociedad en la que lo único permanente es el cambio constante, por esta razón la innovación y  creatividad se han convertido en una necesidad para las empresas y son los factores claves que determinan sus ventajas competitivas y liderazgo.