Una de las grandes ventajas que ha tenido en nuestro país el crédito hipotecario es la certidumbre. Hoy en día, cuando contratas un producto hipotecario a tasa fija, sabes cuánto vas a pagar durante toda la vida del crédito.

Hoy es el momento menos favorable para hablar de tasas de interés variables para un crédito hipotecario porque, además de la coyuntura, creo que el mercado aún no está preparado.

Experiencia en el servicio, innovación en productos, procesos y canales de venta influirán más en las decisiones de compra.

Las favorables condiciones del mercado hipotecario, nunca antes vistas, aumentan las posibilidades de comprar una vivienda.

Contratar un crédito hipotecario requiere la evaluación de varios puntos para cerrar el mejor trato.