Mérida tiene tres grandes fortalezas que la vuelven una ciudad atractiva para la inversión: Un mercado inmobiliario estable, certeza jurídica y un gran componente turístico.

Mérida es excelente plaza para que los desarrolladores inmobiliarios, e incluso los proveedores de servicios, inviertan. La seguridad y la transparencia de la autoridad han sido pilares para ello.

En Mérida se está dando la encrucijada de ser el mejor de los territorios, sin embargo, al mismo tiempo, existe demasiada competencia o grupos que quisieran venir a hacer lo mismo.

Yucatán no solo ha sido el estado en el que nací, sino también el que me ha visto crecer como diseñador de moda y empresario. Desde mi punto de vista creativo y de inversionista, compartiré mis motivaciones, retos y éxitos, como un ejemplo para facilitarte el camino si deseas triunfar aquí.

Mérida está en una situación propicia para continuar con el crecimiento urbano, en un punto crucial que todavía permitiría evitar cometer los mismos errores de otras ciudades como Querétaro, Puebla, o la CDMX.