El concepto de Ciudades Inteligentes (Smart Cities) ha cautivado la agenda del desarrollo de las ciudades y comunidades con una visión hacia el futuro. Es importante reflexionar sobre qué significa para diferentes foros, personas y entidades el concepto de Smart Cities.

Hubo un tiempo en que las campanas en las plazas de la ciudad advirtieron a los ciudadanos sobre un peligro inminente.

Los avances tecnológicos han acelerado la capacidad de una ciudad para cambiar y evolucionar, agudizando el contraste con los procesos legislativos lentos de otras ciudades.

Al rededor del mundo, el desarrollo de las grandes metrópolis tiene en su agenda un tema primordial: el desarrollo de las Smart Cities. Y es que diversas ciudades de países desarrollados encabezan los esfuerzos por integrar el uso de la tecnología para mejorar la calidad de vida de sus habitantes, a través de una utilización cada vez más eficiente de los recursos.

Como desarrollador e inversionista, de las primeras preguntas que uno se hace son: ¿qué le hace falta a cierto lugar para satisfacer la necesidad con inversión? ¿De lo que se necesita, qué tengo o puedo tener?